Évènements culturels latins à Paris

La limpieza de sangre

por Yves Ezanno

La “Reconquista” representó una manera de volver al cristianismo para un país que había estado ocupado durante siglos por una soberanía musulmana.
Por décadas la cohabitación entre las tres religiones del libro se perpetuó más o menos pero subsistían generalmente períodos de crisis durante los cuales las minorías eran perseguidas.

del siglo XI al siglo XV.

del siglo XI al siglo XV.

A partir del siglo catorce hasta el siglo diez y siete, el sentimiento antijudío y anti-musulmán se volvió cada vez más fuerte y cambió la sociedad española.
El sentimiento antijudío no era nuevo y debemos recordarnos de las persecuciones de los reyes visigodos contra las comunidades judías antes de la llegada de los tropas de Tarik en 711.

images-2

Para facilitar su conquista de España, los musulmanes tuvieron una política de colaboración con los judíos que estaban inmensamente felices de poder vengarse de sus anteriores dominadores.
Los judíos se habían asentado en la península ibérica desde el siglo 6° antes de Cristo luego de la primera destrucción del templo de Jerusalén por Nabucodonosor en -586.
La reconquista había iniciado desde la batalla de Covadonga en el país vasco en 722 y había progresivamente rechazado a los musulmanes hasta la caída de Toledo en 1236 y la caída de Granada en 1492.

hqdefault

Desde el final del siglo catorce, las masacres de las comunidades judías se multiplicaron y obligaron a numerosos judíos y musulmanes a convertirse a la religión católica.
Rápidamente los nuevos cristianos, tuvieron éxito, pero fueron envidiados y perseguidos como “marranos” (una injuria que significa cerdo) o “moriscos”.
Se les sospechaba de seguir practicando su religión anterior.
Para luchar contra esta nueva herejía, los antiguos cristianos crearon nuevas reglas para impedir que los nuevos cristianos obtuviesen cargos públicos.
A pesar de la voluntad del Papa Nicolas V y de algunos miembros de la aristocracia el movimiento se desarrolló.
Finalmente después de la caída del reino Nasride en 1492, los reyes católicos editaron un decreto para obligar a todos los nuevos cristianos de escoger entre la religión católica y el exilio.

images

Para los judíos y musulmanes, a pesar de sus promesas de respetar las religiones judía y musulmana, el poder real edictó la misma ley que se tradujo en el exilio de una gran mayoría de miembros de estas comunidades.
Los judíos se exiliaron a Portugal, después a Holanda a Inglaterra a Italia y finalmente a Grecia y Turquía.
Pocos años después, lo mismo se produjo con los musulmanes que se exilaron a África dela norte.
Después de que los conversos hubiesen escogido la religión católica, la práctica de la religión judía estaba considerada como une herejía, y como tal podía ser condenada por la inquisición.
Es desde este momento que la Inquisición tuvo una gran importancia para distinguir los buenos cristianos de los heréticos.
A partir del inicio del siglo quinto, algunas instituciones, como las universidades (Salamanca, Toledo Valladolid, Sevilla) o las órdenes militares (Santiago, Alcántara, Calatrava) y religiosas (Franciscanos, Dominicanos, o Jesuitas) limitaron el acceso de sus organizaciones a los conversos y a sus descendientes de quienes se sospechaba que seguían practicando su religión anterior.

Los candidatos estaban obligados a probar de la limpieza de su sangre.
Para las grandes familias nobles, la prueba de la limpieza de sangre se convirtió en una cuestión de vida o de muerte.
La duda que pudiera establecerse sobre la limpieza de sangre de una persona era un ataque mortal contra él y su familia que debía limpiarse con la muerte.
Es el orígen de la palabra hidalgo, hijo de algo en el sentido de algún.

El resultado del rol fundamental de esta calidad fue la creación de una clase separada que era la comunidad de los españoles católicos de sangre pura, que era una aristocracia quizás más importante que la aristocracia de fortuna que estaba frecuentemente sospechada de haber comprado su limpieza en tiempos pasados.

mapas_al_andalus_y_reconquista4

El tipo ideal del buen cristiano era el campesino que había vivido desde generaciones en el campo sin ningún contacto con el mundo exterior e impuro.
Hubo tentativas para abolir la práctica de la limpieza y especialmente por parte del rey Felipe II o del gran pensador Baltazar Gracián, que escribió un “Oráculo Manual”: “en estas alcantarillas él que hurga es él que se ensució”.

images-5

Pero es solamente al inicio (1820; 1835, 1865) del siglo diez y nueve que la condición de la limpieza de sangre para entrar en instituciones fue cancelada de todos los textos oficiales y fue declarada ilegal.
images-1

La práctica de la limpieza de sangre fué una catástrofe para la sociedad y la economía españolas porque privó al país de sus élites que se exiliaron, y por la destrucción de la estructura social de los artesanos de los financieros comerciantes.

1200px-La_Rendición_de_Granada_-_Pradilla

Aucun commentaire jusqu'à présent.

Laisser un commentaire

Votre adresse de messagerie ne sera pas publiée. Les champs obligatoires sont indiqués avec *